jueves, 3 de abril de 2014

Canelones de verduras con salsa de pesto




Ingredientes(para 4 personas):

8 placas de canelones
1 cebolla
100 gr de tomate rallado
1 berenjena
1 calabacín
½ pimiento rojo
Aceite de oliva virgen
Sal
Pimienta
Azúcar
Queso pafa fundir

Para la salsa pesto:
1  ó 2 dientes de ajo
2 cucharadas de piñones sin tostar
50 gr. de hojas frescas de albahaca
100 gr. de queso rallado parmesano
150 cc. de aceite de oliva virgen


Elaboración:

Primeramente vamos a cortar,  conservando su piel,  la berenjena, el calabacín y el pimiento en dados muy pequeños. Las echamos a una sartén con aceite de oliva y dejamos unos minutos hasta que nos queden pochadas. Retiramos y dejamos escurrir.

En la misma sartén sofreímos la cebolla bien picada. En cuanto nos empiece a coger algo de color añadimos el tomate rallado previamente pelado y sin semillas.  Rectificamos de sal y un pizca de azúcar para evitar la acidez. Dejamos cocinar unos minutos y a continuación añadimos el resto de verduras que habíamos reservado anteriormente. Mezclamos y cocinamos unos 10 o 15 minutos. Ya tenemos nuestro relleno para los canelones.

Preparamos la salsa pesto de la siguiente manera. Machacamos o trituramos el  ajo y con un pellizco de sal. Luego hacemos lo mismo  añadiendo los piñones y las hojas de albahaca hasta conseguir una pasta fina. Después vamos a ir echando el aceite de oliva poco a poco en hilo y continuamos triturando . Agregamos el queso rallado y removemos hasta conseguir una salsa espesa y cremosa.  Si queremos podemos aligerar nuestra salsa con un poco del agua que obtengamos cuando vayamos a cocer nuestra  pasta. Rectificamos de sal

Cocemos las placas de canelones en agua hirviendo con sal siguendo las instrucciones del fabricante que figuran en el paquete. Cuando estén en su punto retiramos y ponemos en un bol con agua muy fría para cortar la cocción y evitar que la pasta se pase. Escurrimos y colcocamos las placas sobre un trapo de cocina para que nos abosorba el agua.

Colocamos un poco de nuestro relleno en cada una de las placas y las enrrolamos dando la forma de canelón. Luego los ponemos sobre una bandeja horno previamente untada con mantequilla y espolvoreamos con queso de fundir. Calentamos y gratinamos unos minutos hasta que se doren un poco. Sacamos del horno y salseamos con el pesto que habíamos preparado.







3 comentarios:

Jose Manuel Abad Manso dijo...

Deliciosos y de lo más sanos!!! me quedo por vuestra cocina para seguir disfrutando de recetas tan ricas. Un abrazo!!!

DIANA dijo...

Muy rico ahora lo preparare no me lo pierdo accederé a mas recetas ,gracias

Carlos Esther dijo...

Hola Diana, me alegro que te gusten. Te animamos a que los prepares y esperamos que te salgan igual de ricos. Gracias a ti y te enviamos un saludo.

Publicar un comentario