domingo, 15 de junio de 2014

Tarta de zanahoria (Carrot Cake)

Hoy vamos a preparar una tarta de zanahorias (Carrot Cake) que para los que no sean muy amantes a las verduras con este postre se llevarán una grata y agradable sorpresa. Y no es de extrañar porque el resultado es un postre riquísimo, con sabor dulce, de textura suave y densa en el que las zanahorias no destacan demasiado pero si ayudan a conseguir esa textura, sabor y apariencia de la tarta.

Aunque es en el Reino Unido y en Norteamérica donde es más tradicional y más se consume, tanto en cafeterías como en los hogares de sus habitantes, hoy en día ha ganado muchos adictos en España, entre los cuales nos incluimos. Así que ánimo y a remangarse !!!




Ingredientes:

350 de zanahoria rallada
250 harina de repostería
200 aceite de girasol
4 huevos
80 gr de nueces peladas
240 gr azúcar
1 c/p bicarbonato
2 c/p de levadura
1/2 c/p de sal
1 c/p de canela en polvo
1 c/p de esencia vainilla

Para la cobertura:
45 gr de mantequilla
120 gr de azúcar glas
200 gr Queso tipo Philadelphia
1 c/p de vainilla


Elaboración:

Picamos las nueces y las dejamos en trocitos pequeños. Cogemos las zanahorias ya peladas y las rallamos o bien las trituramos unos segundos con el robot de cocina.
En un bol mezclamos la harina con el bicarbonato, la levadura, la canela y la sal. Removemos bien y reservamos.

En otro recipiente batimos los huevos y el azúcar hasta que blanqueen. A continuación vertemos el aceite y la esencia de vainilla y volvemos a batir. Ahora le añadimos la mezcla con la harina que habíamos reservado y removemos con movimientos envolventes.

Por último agregamos la zanahoria rallada junto con las nueces. Volvemos a remover hasta conseguir que todos los ingredientes queden bien integrados en la mezcla que pasaremos a un molde para tartas de unos 23 a 25 cm.
Llevamos al horno que previamente habremos calentado a 180 ºC y lo cocinaremos sobre unos 40 0 45 minutos. Podemos comprobar que ya está listo introduciendo un palillo y si vemos que éste sale limpio ya tendremos la tarta en su punto. Retiramos y dejamos enfriar.

Para prepaprar la cobertura lo primero que debemos hacer es batir con las varillas la mantequilla en pomada. Cuando veamos que toma un color blanquecino añadimos el queso y seguimos batiendo. Por último añadimos el azúcar glas y el aroma que hayamos elegido, en nuestro caso la vainilla.

Mezclamos bien hasta conseguir nuestro buttercream o frosting con el que vamos a cubrir la superficie de este rico postre.

Opcionalmente si os gusta podéis añadir tanto jengibre rallado a la masa de la tarta como ralladura de limón al frosting.

Cuando cubramos la tarta con la cobertura podemos decorar con unas nueces trituradas tal y como hemos hecho nosotros con la nuestra.

Que disfrutéis haciéndola y por supuesto degustándola!!!












2 comentarios:

Javier dijo...

La primera vez que la probé me llevé una sorpresa tremenda, jamás imaginé que una tarta hecha con zanahoria estuviera tan buena, así que también me declaro adicto jajaja

¡Abrazos!

Carlos Esther dijo...

Hola Javier,
estamos totalmente de acuerdo porque también nos ocurrió igual que a tí que cuando la probamos no nos podíamos creer que el ingrediente principal de esa tarta fuera la zanahoria!!!
Bueno, otra sorpresa agradable que nos da la cocina!! je. Y lo de la adicción mientras sea a cosas sanas como éstas no debemos preocuparnos demasiado,jejeje
Un abrazo y aprovechamos para darte la enhorabuena por tu blog

Publicar un comentario