lunes, 30 de mayo de 2016

Hamburguesas de quinoa y verduritas con mayonesa de aguacate


Ingredientes (para 4 personas):

   1 taza de quinoa
    3 tazas de agua
    2 zanahorias
    1 cebolla
    ½ calabacín
   Sal
   Pimienta
   Aceite de oliva virgen extra
   3 o 4 cucharadas de harina de garbanzos
  1 huevo
   Tortitas de maíz
   Semillas de sésamo negro

Para la mayonesa de aguacate:

    1 aguacate maduro
  1 huevo
     ½ cebolla tierna
    Aceite de oliva virgen extra
  Limón
  Sal

Elaboración:

Lavamos bien la quinoa para que no nos amargue.
Una vez limpia, ponemos 3 tazas de agua y una de quinoa en un cazo, con una pizca de sal.
La cocinamos a fuego medio durante aproximadamente 15 minutos o hasta que esté al dente.
Una vez cocida, la escurrimos bien e la introducimos en un bol.

Limpiamos y picamos a trocitos muy pequeños las zanahorias, la cebolla y el calabacín.
Lo añadimos al bol con la quinoa.
Salpimentamos, añadimos un huevo y unas 3 o 4 cucharadas de harina de garbanzos.
Mezclamos bien todos los ingredientes hasta que nos quede una masa homogénea y compacta.
Dejamos reposar en la nevera unas horas.

En una sartén ponemos un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Disponemos un aro de emplatar para darle forma de hamburguesa  y las cocinamos hasta que estén doraditas.
Las escurrimos en papel absorbente de cocina y reservamos.

Ahora elaboramos la mayonesa
Cortamos el aguacate y la cebolla a trocitos pequeños y añadimos un chorrito de limón y una pizca de sal. Agregamos un huevo y cubrimos con aceite de girasol. Batimos bien hasta que nos quede una cremita suave. Reservamos en la nevera.

Ahora procederemos al emplatado:
Disponemos la hamburguesa sobre un par de tortitas de maíz o sobre una camita de ensalada y aliñamos con un la mayonesa de aguacate. Espolvoreamos unas semillas de sésamo negro.






2 comentarios:

Elisa Gómez Fernández dijo...

Hola , no he probado la quinoa pero tengo curiosidad, esta hamburguesa se b¡ve bien rica!!un beso

Carlos Esther dijo...

Hola Elisa, La quinoa no es más que una semilla, pero se puede consumir como un cereal. Es rica en proteínas y minerales, su sabor agradable y textura suave la hacen versátil y fácil de usar. Podemos elaborar todo tipo de platos, desde hamburguesas, ensaladas, pasteles, salteados o bien, usarla en reemplazo de la avena en el desayuno.
Un Beso

Publicar un comentario