sábado, 12 de noviembre de 2016

Canelones de carrilleras de ternera


Ingredientes (4 Personas)

2 Carrilleras de ternera
Harina
Aceite de oliva virgen extra
2 Cebollas
1 Puerro
1 Zanahoria
1 copita de coñac
Tomillo
1/2 L. Vino rancio o tinto
1 L. de caldo de carne
Crema de leche
8 Placas para lasaña o para canelones
50 gr. Setas variados
Sal y pimienta

Elaboración:

Primero procederemos a elaborar las carrilleras:

Las salpimentamos y las enharinamos ligeramente. Las sellamos a fuego medio en una cazuela con aceite de oliva. Las retiramos y reservamos.

En ese mismo aceite vamos a pochar las verduras: cebolla, puerro y zanahoria que previamente habremos cortado en trocitos pequeños durante unos 8 o 10  minutos. A continuación volvemos a incorporar las carrilleras a la cazuela. Echamos el chorrito de coñac y flambeamos. Añadimos el vino junto con una ramita de tomillo y dejamos reducir unos minutos para que se evapore el alcohol. Seguidamente agregamos el caldo de carne y cocinamos durante unas 2 horas o hasta que consigamos que la carne nos quede muy tierna.

En ese momento retiramos la carne y colamos el caldo. Lo dejamos reducir hasta que consigamos una salsa con algo de consistencia. También podemos añadir una nuez de mantequilla o un roux para terminar de ligar la salsa. Reservamos.

A continuación vamos a preparar la farsa de los canelones:

Picamos una cebolla muy finamente. Calentamos un chorrito de aceite de oliva en una sartén y la pochamos a fuego lento unos 10 minutos o hasta que esté transparente. Añadimos las carrilleras que habremos picado bien finas. Salpimentamos. Agregamos un chorrito de crema de leche y un par de cucharadas de la salsa. Mezclamos unos minutos hasta conseguir una mezcla homogénea y dejamos reposar.

Ahora procederemos a cocer las placas:

Nosotros hemos elegido las de lasaña, por que los canelones quedan más grandes, pero si lo preferís, podéis hacerlo con placas de canelón.
Las cocemos el tiempo que indique el fabricante, hasta que estén al dente.
Las disponemos sobre un paño limpio y las secamos bien.
Introducimos la farsa de los canelones en una manga pastelera y procedemos a rellenarlos.

Limpiamos bien las setas.  Las salpimentamos y las salteamos durante unos minutos.

Solo nos queda emplatar: Disponemos un par de canelones por ración en un plato.
Napamos con un par o tres de cucharadas de salsa y agregamos las setas por encima.

Listo!








2 comentarios:

Pepi (sopa de sopa) dijo...

Unos canelones de lujo. Qué ricos!!

Elisa Gómez Fernández dijo...

Madre qué pinta!! De lujo total!! las carrilleras son todo un manjar y con esta salasa has elaborado un plato con mucho gusto .un beso

Publicar un comentario