lunes, 15 de septiembre de 2014

Canelones de cigalas y gambas




Ingredientes (para 4 personas):
  • 16 cigalas medianas
  • 16 gambas rojas
  • 1 cebolla
  • 1 chorrito de coñac
  • 4 cucharadas de crema de leche
  • 8 obleas de canelones
Para el concentrado de gambas:
  • Las cabezas de las gambas
  • ½ cebolla
  • 1 chorrito de coñac
Para la bechamel:
  • Mantequilla
  • Harina
  • Leche

Elaboración:

Limpiamos y pelamos las cigalas y gambas y reservamos las cabezas y cuerpos de las cigalas para el montaje, y de las gambas para elaborar una salsa concentrada que le dará un exquisito sabor a nuestros canelones.

Picamos sus cuerpos con el cuchillo a trocitos muy pequeños y reservamos.

Pelamos y troceamos la cebolla y la echamos en una sartén con un chorrito de aceite caliente y sofreímos a fuego lento hasta que quede transparente. Reservamos.

Para elaborar el concentrado de gambas, introducimos en una cazuela la cebolla picada, las cabezas y cuerpos. Echamos un chorrito de aceite de oliva y sofreímos bien aplastando las cabezas con la cuchara para que vayan soltando todos sus jugos. Añadimos un chorrito de coñac y dejamos que se evapore. Agregamos ½ vaso de agua. Cocinamos otros 10 minutos. Pasamos por el chino y reservamos el concentrado que hemos obtenido.

Ahora introducimos en una sartén caliente la cebolla que habíamos pochado previamente, los cuerpos picados de las gambas y cigalas y 4 cucharadas soperas del concentrado de gambas. Lo cocinamos durante 5 minutos y le añadimos un chorrito de crema de leche para que quede un relleno bien untuoso. Dejamos enfriar.

Para elaborar la bechamel primero calentamos la mantequilla en un cazo para que se nos derrita. A continuación añadimos la harina y removemos hasta que ésta nos coja algo de color y se nos tueste un poco. Es ahora cuando tenemos que añadir la leche que previamente habremos calentado. Removemos sin parar con las varillas hasta conseguir una mezcla homogénea y ligeramente espesa. Rectificamos de sal y pimienta y echamos un par de cucharadas del concentrado de gambas. Removemos bien y reservamos.

Hervimos las obleas para canelones siguiendo las instrucciones del fabricante.
Secamos bien con un trapo limpio y procedemos al montaje.
Colocamos un poco de relleno en cada uno de los canelones y los enrollamos.

Salteamos las cabezas y colas de las cigalas y las disponemos en los extremos de cada canelón.
Nos quedará una presentación muy vistosa y original. Ya solo nos quedará napar con la bechamel.




2 comentarios:

Ana Blanca López dijo...

Muy rico y a la vez original.
Saludos
Blanca de JUEGO DE SABORES

Yinda dijo...

Un bocadito muy rico y original.Di con vuestro blog buscando una crema de niscalos y me gustó la originalidad de la cecina crujiente, he dejado un post pero no se, si se quedo grabado.
Un saludo

Publicar un comentario