lunes, 26 de febrero de 2018

Mousse de arroz con leche con piña y coco caramelizado




Ingredientes:

300 ml. Agua
90 gr. Arroz
300 ml. Leche entera
300 ml. Nata
1 rama de canela
La corteza de 1 limón
150 gr. Azúcar
5 hojas de gelatina
125 leche condensada
300 ml. de nata para montar
1 piña
1 coco
50 gr. mantequilla
Unas cucharadas de azúcar.
Canela molida

Elaboración: 

Para preparar nuestro mousse de arroz con leche elaboraremos primero un arroz bien cremoso.

Por una lado en una olla ponemos la leche, la nata, la rama de canela y la corteza de limón. Llevamos a ebullición y luego tapamos e infusionamos al menos 1/2 a 1 hora aunque contra más tiempo lo dejemos más sabor aportaremos a la leche. Colamos y reservamos.

Ponemos las hojas de gelatina a hidratar en agua fría.

Mientras en otra olla ponemos agua a hervir y luego añadimos el arroz. Mantenemos la cocción hasta que veamos que ha absorbido el agua y comienza a formarse un arroz de textura pastosa.

Pasamos el arroz que habíamos cocido en el agua al recipiente que teníamos con la leche y la nata infusionada y cocinamos éste durante unos 45 ó 50 minutos. En ese momento añadimos el azúcar y dejamos cocer otros 15 minutos moviendo continuamente el arroz para que no se nos pegue.

Retiramos del fuego y trituramos con la batidora eléctrica o con el robot de cocina
Añadimos las hojas de gelatina bien escurridas y la leche condensada. Volvemos a triturar o mezclar bien todos los ingredientes.

La nata que deberá estar bien fría la montamos pero no demasiado, que nos quede semimontada y la añadimos con movimientos envolventes a la mezcla del arroz. Llenamos nuestros moldes de tartaletas o esferas y los llevamos al congelador.

Por otro lado pelamos y cortamos nuestra piña en rodajas de 1 1/2 cm. Las pasamos a una sartén caliente con una par de cucharadas de mantequilla y otra de azúcar. Cuando hayan caramelizado las retiramos de la sartén y si queremos darle un toque más crujiente podemos añadir algo más de azúcar sobre cada rodaja y caramelizarlas un poco más con un soplete de cocina.

Cogemos el coco fresco y lo pelamos. Cortamos una parte en dados muy pequeños y los llevamos a una sartén con azúcar. Vamos removiendo continuamente y veremos primero como el azúcar se va adheriendo al coco y después de unos minutos se irá caramelizando. Retiramos y reservamos.




Montamos el plato. Para ello ponemos la rodaja de piña y en el centro una tartaleta o esfera del mousse de arroz con leche que previamente habremos sacado del congelador para que no esté tan frío. Espolvoreamos con un poco de canela molida y sobre la piña esparcimos unos daditos de coco caramelizado.

Con este delicioso postre participamos en el RETO FACILISIMO de postres con leche condensada.

Esperamos que os guste!





3 comentarios:

Publicar un comentario